Chapter 19

Recursos Naturales

Australia es autosuficiente en la mayoría de los minerales de importancia económica y tiene un amplio sector de recursos naturales. La industria minera contribuye alrededor del 8.2% del producto interno bruto de Australia y casi la mitad del valor de los bienes exportados.

Oro, plata, níquel, carbón, plomo, diamantes industriales, manganeso, tantalio, cobre, zinc, mineral de hierro y compuestos ferrosos se han producido en cantidades comerciales durante mucho tiempo, al igual que el uranio desde los años cincuenta; petróleo y gas desde los principios de los años sesenta; y bauxita, alúmina y aluminio desde de los años sesenta. También hay una considerable explotación de arenas minerales.

La variada naturaleza de los recursos naturales de Australia significa que hay una amplia gama de oportunidades comerciales para emprendimientos que incluyen explotar minerales directamente; establecer industrias de procesamiento de minerales; y proporcionar experiencia técnica, servicios y equipos a la industria.

Australia y su plataforma continental tienen importantes reservas de petróleo. Las principales zonas productoras de petróleo y condensado de Australia son la Plataforma Noroeste de Australia Occidental y el estrecho de Bass, frente a la costa del Estado de Victoria. Nueva y significativa producción está ocurriendo en el oeste y norte de Australia y está principalmente enfocado en el mercado de exportación. Se han identificado abundantes recursos de gas natural en la Plataforma Noroeste de Australia Occidental en el centro del territorio de norte y en el suroeste de Queensland. Los recursos de gas natural de Australia satisfacen las necesidades domesticas de gas y respaldan importantes industrias de procesamiento basadas en gas. La producción de gas natural licuado (GNL) va a aumentar significativamente sobre el 2019 con el incremento gradual de los proyectos de GNL de Wheatstone, Ichthys y Prelude. Australia ha vencido a Qatar siendo el mayor exportador mundial de GNL. Se espera que Australia sea el exportador mundial más grande de GNL en 2019 y 2020.

El gas metano de carbón se ha desarrollado más recientemente en la costa este, particularmente en Queensland (actualmente existen restricciones legislativas en Victoria, Nueva Gales del Sur, Tasmania y el Territorio del Norte). Varias plantas de GNL que operan en Gladstone en Queensland utilizan gas metano de carbón como materia prima.

La política del Gobierno de Australia con respecto al uranio ha consistido en desarrollar el potencial de exportación de la industria australiana al permitir la extracción y exportación de uranio en el marco de estrictos acuerdos internacionales destinados a prevenir la proliferación nuclear. En la actualidad, solo hay tres minas de uranio que operan en Australia (Ranger en el Territorio del Norte y Olympic Dam y Beverley en Australia del Sur). El Gobierno de Australia Occidental ha reintroducido la prohibición de nuevos proyectos de extracción de uranio que se implemento el 20 de junio de 2017, aunque (los proyectos existentes que ya contaban con la aprobación pueden desarrollarse (los proyectos Kintyre, Yeelirrie, Mulga Rock y Wiluna que contaban con aprobación pevia a la prohibición pudieron proseguir). Queensland mantiene una prohibición.

19.1 Descripción general: legislación minera y petrolera

La mayor parte de la actividad minera de Australia se lleva a cabo en tierra firme. Existe una importante producción y exploración de petróleo en alta mar. Una serie de estatutos (federales, estatales y territoriales) rigen las operaciones mineras y petroleras. En general, cualquier empresa que desee realizar actividades de exploración o desarrollo debe convencer al gobierno interesado de que cuenta con los recursos financieros y tecnológicos para respaldar las actividades propuestas.

Los gobiernos estatales y territoriales administran los actos y los reglamentos que afectan a las industrias mineras y petroleras dentro de su jurisdicción. Esto incluye:

  • el tema de los títulos (licencia/concesión) de exploración y producción y la aprobación y el registro de las transacciones que afectan a esos títulos;
  • la aprobación de proyectos de exploración y desarrollo de minerales y petróleo (generalmente en dos etapas);
  • la supervisión de las operaciones para garantizar el cumplimiento de buenas prácticas mineras y de yacimientos petrolíferos, el cumplimiento de los requisitos de salud y seguridad y la protección del medio ambiente; y
  • la imposición de rentas, regalías y otros cargos.

Un título minero, que podría ser una licencia de exploración, un arrendamiento minero o un título para fines complementarios (por ejemplo, para instalaciones de procesamiento, alojamiento o líneas de transmisión de energía), debe obtenerse en virtud de la legislación pertinente antes de cualquier exploración o explotación minera con respecto a los minerales que son propiedad del Estado. Es importante inspeccionar el registro minero relevante, así como también todos los documentos de título disponibles para evaluar los términos y condiciones que se relacionan con el título minero y cualquier transacción registrada.

La mayoría de los estatutos acerca de la minería y del petróleo contienen el requisito de que el titular obtenga la aprobación del gobierno con respecto a ciertas transacciones que afectan los títulos mineros o petrolífero.

En general, una cesión o venta que implique la transferencia de la totalidad (o parte) de un título minero o petrolífero requerirá la aprobación del gobierno y el registro.

Casi todos los recursos naturales en Australia son propiedad de la Corona o están reservados para ella. Sin embargo, es posible tener minerales de propiedad privada. Es importante verificar el titulo original sobre la propiedad para determinar si todos los minerales han sido reservados para la Corona. En cualquier caso, el derecho a explorar o extraer minerales (ya sea de propiedad privada o de otro tipo) depende del otorgamiento de las aprobaciones gubernamentales pertinentes.

 

19.2 Títulos mineros

Cada estado y el Territorio del Norte tienen un estatuto minero para la minería en general. Otra legislación regula la minería del carbón.

Los estatutos estatales y territoriales de minería son similares en estructura y enfoque, pero hay muchas variaciones en el tratamiento legislativo de los títulos mineros. También existen diferencias en la práctica y los procedimientos de los departamentos mineros del gobierno federal y estatal en la administración de la legislación y reglamentos.

Existen dos formas principales de título en el marco de los estatutos de minería:

  • el título de exploración (usualmente denominado licencia de exploración) requerido para llevar a cabo actividades de exploración, incluyendo perforación y prueba; y
  • el título de producción (usualmente denominado arrendamiento minero), requerido para llevar a cabo actividades comerciales de extracción de minerales.

Un permiso de exploración o arrendamiento minero estará sujeto a los términos y condiciones preestablecidos. Esto incluirá la obligación de presentar informes periódicos y pagar el alquiler. Las condiciones impuestas a un título minero también pueden regular cómo y cuándo se pueden llevar a cabo ciertas actividades de exploración o minería.

Por ejemplo, en Australia Occidental, con respecto a una licencia de exploración solicitada:

  • antes del 10 de febrero de 2006, se requiere la renuncia al 50% de la licencia de exploración al vencimiento de tanto el tercer y cuarto año del plazo de la licencia de exploración; y
  • después del 10 de febrero de 2006, el 40% del terreno debe ser entregado al final del sexto año de la licencia de exploración. El propósito de estas disposiciones obligatorias de entrega es evitar que un solo explorador acapare grandes extensiones de tierra y proporcionar acceso equitativo a la tierra a otros exploradores.

Los acuerdos de regalías mineras difieren entre los estados y territorios y también varían dependiendo de la naturaleza de los minerales extraídos.

Aprobaciones ambientales y de planificación urbana

Cada estado y territorio australiano ha promulgado una legislación ambiental y de planificación del uso de la tierra. En general, se exige alguna forma de aprobación ambiental o del uso de la tierra cuando una empresa propone emprender actividades de exploración.

En el caso de las aprobaciones para actividades potencialmente de alto impacto como la minería, la decisión de otorgar una aprobación primaria generalmente la toma el gobierno del estado o territorio pertinente. Esto significa que es probable que el proceso de aprobación esté influenciado por consideraciones políticas.

Si bien el proceso de aprobación varía según la jurisdicción, las siguientes son algunas características comunes:

  • no se puede otorgar una aprobación en relación con actividades de exploración / minería sin que la autoridad aprobadora considere todos y cada uno de los posibles impactos sobre el medio ambiente en razón de esa actividad;
  • se requerirá la preparación de un plan de manejo ambiental o evaluación ambiental cuando la actividad pueda tener un impacto significativo en el medio ambiente;
  • ciertos, o todos los miembros del público pueden tener que ser notificados y se les debe otorgar el derecho de hacer presentaciones u oponerse antes de que se otorgue la aprobación; y
  • la autoridad aprobatoria puede negarse a aprobar la actividad minera propuesta o puede otorgar la aprobación con las condiciones que considere apropiadas. En el contexto de un proyecto propuesto de minería, las condiciones serán amplias en alcance, número y detalle. El proyecto no puede comenzar ni continuar, excepto con y de conformidad con las aprobaciones otorgadas.

En el contexto de un proyecto propuesto de minería, las consideraciones ambientales clave incluirán los impactos en:

  • fuentes y flujos de aguas subterráneas;
  • cambio climático;
  • flora y fauna;
  • patrimonio aborigen y no aborigen ; y
  • comunidades humanas.

Estos factores deberán ser considerados en detalle en cualquier evaluación de impacto o aprobación ambiental.

Además de la legislación estatal y territorial, las disposiciones de la Ley de Protección del Medio Ambiente y Conservación de la Biodiversidad de 1999 (Environment Protection and Biodiversity Conservation Act 1999 (Cth)) requieren que una empresa obtenga aprobación para cualquier actividad que pueda tener un impacto significativo en uno o más de los siguientes asuntos ambientales de importancia nacional:

  • una propiedad declarada como patrimonio de la humanidad;
  • un lugar de Patrimonio Nacional;
  • un humedal de importancia internacional declarado en virtud de la Convención de Ramsar;
  • una especie amenazada listada;
  • una comunidad ecológica amenazada listada;
  • una especie migratoria listada; protegida bajo los acuerdos internacionales;
  • una área marina de la Mancomunidad (Commonwealth);
  • el Parque Marino Great Barrier Reef;
  • acciones nucelares (incluyendo minas de uranio; y
  • en el caso de la actividad minera de carbón o de gas metano de carbón, un recurso de agua.

En consecuencia, antes de que cualquier trabajo de exploración o actividad minera se lleve a cabo en relación con un proyecto propuesto de minería, se debe evaluar si es probable que la actividad tenga un impacto significativo en uno o más de las materias enumeradas anteriormente.

Además de los procedimientos preliminares de evaluación anteriormente mencionados, se pueden exigir varias otras licencias / aprobaciones para actividades específicas relacionadas tanto con la exploración como la minería. Dichas licencias / aprobaciones incluyen:

  • aprobaciones para cierres de carreteras;
  • aprobaciones en relación con el uso de explosivos y sustancias radiactivas;
  • aprobaciones para extraer agua de una fuente de agua en particular; y
  • aprobaciones para usar agua en un sitio en particular.

Este no es un resumen exhaustivo de las diferentes aprobaciones / licencias que podrían requerirse en relación con un proyecto propuesto de minería en Australia. Cuando se exige una aprobación, la legislación pertinente tipifica como delito proceder sin primero obtener la aprobación. Esta es un área compleja del derecho que involucra múltiples jurisdicciones, autoridades y actos legislativos.

Recomendamos que se solicite asesoramiento legal (y se retenga a consultores ambientales) mucho antes de comenzar un proyecto propuesto.

Derechos superficiales

Evidentemente, hay tensión entre un propietario u ocupante de la tierra (a menudo un agricultor) y un titular de un derecho minero que necesita acceder a y/o perturbar esa tierra. El derecho que rige estos casos puede ser bastante complejo.

Se requiere el consentimiento del ocupador para otorgar un título minero sobre ciertos tipos de tierras ocupadas. En otros casos, se requiere el consentimiento para ingresar a la tierra ocupada después de que se haya otorgado el título.

De acuerdo con la legislación minera estatal, es necesario compensar a un propietario de tierras cuando los derechos de superficie de ese propietario de la tierra se ven afectados por las operaciones mineras. La compensación que se pagará al propietario u ocupante puede incluir una compensación por la privación de la posesión de la superficie de la tierra, daños a la superficie de la tierra y la pérdida o daño de cualquier mejora (entre otras cosas).

 

19.3 Otros título: petróleo y gas (incluido el gas metano de carbón)

Petróleo

En todos los estados y territorios (excepto el Territorio de la Capital Australiana), legislación separada trata por una parte la exploración y producción de petróleo en tierra (onshore), y por otra la exploración y producción de petróleo en altamar (offshore). En términos de exploración y producción en altamar, existe un régimen estatal de altamar (que se extiende tres millas náuticas mar adentro desde la línea de base del mar territorial) y un régimen federal de altamar (que se extiende a aguas que están a más de tres millas náuticas de la línea de base del mar territorial). Existe también legislación estatal que regula la construcción y operación de oleoductos. Con respecto a los gasoductos, se han desarrollado principios de acceso nacional para permitir que terceros negocien el acceso a algunos de los gasoductos más grandes en Australia.

Al igual que con los minerales, los diferentes tipos de título petrolíferos se emiten en virtud de los estatutos del petróleo. Estos incluyen permisos de exploración que autorizan la exploración de petróleo, así como licencias de producción que permiten al titular recuperar petróleo después de un descubrimiento comercial y llevar a cabo operaciones de producción y obras necesarias. Una licencia de oleoducto es necesaria para construir y operar una tubería de petróleo.

Gas metano de carbón

El gas metano de carbón (CSG, por sus siglas en inglés, coal seam gas), también llamado veta de carbón/lecho de carbón/metano (coal seam/coal bed methane), es un gas formado naturalmente que consiste en metano. El metano generalmente se adhiere a la superficie del carbón (fracturas y tacos (fractures and cleats)) o micro poros y se mantiene en su lugar por la presión del depósito y del agua. El CSG se libera cuando se reduce la presión en la veta de carbón, generalmente después de que se elimina el agua de la veta.

El CSG se ha extraído durante mucho tiempo en relación con la extracción de carbón por razones de seguridad, pero ha ganado recientemente atención en Australia como una fuente de energía viable en sí misma.

Por ejemplo, en Queensland el CSG (que es un hidrocarburo) puede explotarse a través de un arrendamiento de minería de carbón (con las condiciones adecuadas) o mediante la legislación petrolera pertinente. Una vez más, esta es un área compleja. Debido a que el gas puede explotarse de manera diferente según la naturaleza del título, existe un margen considerable para la superposición.

Sin embargo, cabe señalar que las siguientes restricciones en relación con el CSG se aplican en los estados y territorios australianos:

  • el Estado del Victoria tiene una prohibición permanente sobre los métodos de exploración de gas no convencional en tierra, incluidos el CSG y fracturación hidráulica (también conocida como fracking), así como una moratoria en la exploración convencional de gas en tierra hasta el 30 de junio de 2020; 
  • el Territorio del Norte tiene una moratoria sobre la fracturación hidráulica hidráulico mientras tiene lugar una investigación científica designada por el gobierno sobre la fracturación hidráulica; y
  • Tasmania tiene en el estado una prohibición sobre fracturación hidráulica hasta el 2025.

En el Territorio del Norte previamente estaba prohibido el fracking, prohibición que fue levantada el 17 de abril de 2018 después de una consulta científica.

Títulos superpuestos

Existe la posibilidad de superposición entre los título sobre carbón, petróleo, CSG y Lutita bituminosa (oil shale). Puede ser necesario que los titulares celebren acuerdos de coordinación apropiados. Esta es un área muy compleja y se recomienda a los mineros que busquen asesoramiento sobre los proyectos propuestos de estos recursos.

La legislación que regula la captura y el almacenamiento subterráneo de dióxido de carbono también aumenta la complejidad de la superposición.

Energía geotérmica

La energía geotérmica es la energía generada a partir del calor almacenado en la tierra, o la acumulación de calor absorbido proveniente del subsuelo. En Australia, la energía geotérmica no se utiliza como fuente de energía, pero existen lugares conocidos donde se puede detectar energía geotérmica. Dos tipos de proyectos geotérmicos se encuentran actualmente en desarrollo en Australia –sistemas geotérmicos reforzados y sedimentos acuíferos  calientes. La mayoría de los proyectos se encuentran en pruebas y en una etapa de pruebas temprana.

Varios estados cuentan con legislación que regula la exploración de energía geotérmica. Algunos estados también cuentan con legislación que regula la explotación de la energía geotérmica a través de licencias de producción.

 

19.4 Título nativo y patrimonio cultural aborigen

General

En 1992, el Tribunal Superior (High Court) sostuvo que el derecho común de Australia reconoce y protege el título "aborigen" (native title). El título aborigen sobre tierra o agua no es un "título" en un sentido convencional. El título aborigen es un "paquete de derechos" derivado de las leyes y costumbres tradicionales reconocidas y observadas por los pueblos aborígenes. Por ejemplo, los derechos de título aborigen pueden incluir el derecho a controlar el uso o el acceso a la tierra y el derecho a cazar, pescar y recolectar. Los derechos e intereses del título aborigen pueden ser comunales, grupales o individuales, pero no son transferibles (por ejemplo, a través de la venta y la compra).

Derecho del título aborigen

Existe legislación sobre título aborigen tanto a nivel federal como estatal. La Ley del Título Aborigen de 1993 (NTA, por sus siglas en inglés, Native Title Act 1993 (Cth)) entró en vigor el 1 de enero de 1994. El objetivo de la NTA es reconocer y proteger los títulos aborígenes. El NTA cubre cinco áreas principales:

  1. procedimientos de acceso a la tierra en casos donde el otorgamiento de un interés en la tierra o las aguas puede afectar el título aborigen (procedimientos de "acto futuro");
  2. extinción del título aborigen;
  3. reclamaciones de títulos aborígenes;
  4. confirmación de la validez de ciertos estatutos, títulos de propiedad y obras públicas; y
  5. compensación por la extinción del título aborigen.

Acceso a la tierra: actos futuros

Los actos no legislativos realizados después de la entrada en vigencia la NTA el 1 de enero de 1994 que afectan títulos aborígenes (tales como el otorgamiento de títulos de propiedad absoluta, títulos mineros y petrolíferos y otras tenencias de la Corona) deben cumplir con las disposiciones sobre actos futuros de la NTA. Estas disposiciones brindan ciertos derechos procedimentales a los titulares de títulos aborígenes y a los solicitantes de títulos aborígenes registrados.

Dependiendo de la naturaleza del interés que se otorgará, los derechos procedimentales otorgados a los titulares de títulos aborígenes y demandantes registrados van desde un derecho a recibir notificación o una oportunidad para hacer comentarios, hasta un derecho a negociar con el posible beneficiario.

Los títulos que se otorgan de conformidad con las disposiciones de actos futuros son válidos. Ellos afectarán el título aborigen de la manera establecida en la NTA. Los intereses mineros generalmente no extinguen el título aborigen; más bien, por lo general prevalecen sobre los derechos de título aborigen durante la duración del otorgamiento de este último.

Los títulos que no se otorgan de conformidad con las disposiciones sobre los actos futuros de la NTA pueden ser inválidos.

Es importante destacar que, si se puede demostrar que el título aborigen ya se ha extinguido en relación con la tierra, la NTA no puede tener ninguna operación.

Extinción

El título aborigen se puede extinguir sobre la tierra o las aguas de varias maneras, incluidas por legislación, o mediante el otorgamiento de intereses en la tierra que son incompatibles con la existencia continuada del título aborigen. No puede haber título aborigen si un grupo aborígen pierde su conexión con sus tierras tradicionales.

La NTA aclara los tipos de actos que han resultado en la extinción del título aborigen. Cada uno de los estados y territorios han promulgado legislación que establecen que actos comparables adoptados por gobiernos estatales y territoriales también extinguen el título aborigen, aunque existen diferencias menores entre ellos.

El título aborigen puede haberse extinguido en todo o en parte. Por ejemplo, el otorgamiento de un título de propiedad absoluta es completamente inconsistente con el título aborigen, por lo que el otorgamiento de dicho título antes de 1994 (con algunas excepciones) resultara en un título aborigen totalmente extinto. Por el contrario, el otorgamiento de un arrendamiento pastoral puede ser solo parcialmente incompatible con el título aborigen, por lo que el otorgamiento de dicho arrendamiento puede haber extinguido algunos derechos del título aborigen sobre la tierra pertinente (como el derecho a controlar el acceso o uso), pero no otros derechos, como el derecho a transitar o el derecho a recolectar plantas medicinales (bush medicine) en la tierra.

Reclamaciones en el marco del título aborigen

Bajo la NTA, los aborígenes pueden presentar una solicitud para determinar que existe un título aborigen. Esto implica una audiencia por parte del Tribunal Federal sobre si un grupo particular de personas aborígenes puede establecer que el título aborigen sigue existiendo en relación con tierras y aguas particulares, y que no se ha extinguido.

El Tribunal Nacional de Titulo Aborigen (NNTT, por sus siglas en inglés, National Native Title Tribunal) y/o el Tribunal Federal pueden ofrecer asistencia para mediar un resultado, y muchas determinaciones se hacen por medio del consentimiento de las partes.

Si un reclamo de título aborigen presentado pasa una prueba legal, será registrado por el NNTT y los demandantes tendrán derecho a recibir los beneficios de ciertos derechos procedimentales en virtud de las disposiciones de actos futuros de la NTA.

Validez

La NTA y los estatutos estatales y territoriales complementarios aseguran que cualquier interés en tierras o aguas otorgado antes del comienzo de la NTA en 1994 sea válido en términos de títulos aborígenes y los derechos bajo esos títulos sean totalmente ejecutables.

Tierra aborigen

Algunos estados y territorios tienen legislación que crea ciertos tipos de tierras aborígenes. Por lo general, existen requisitos adicionales de procedimiento en relación con el acceso a estas tierras.

Patrimonio cultural aborígen

El Gobierno australiano y los estados y territorios tienen legislación que protege el patrimonio cultural aborígen.

Si bien los regímenes difieren en detalle, generalmente es un delito perturbar el patrimonio cultural aborígen sin obtener el consentimiento requerido. También puede ser necesario preparar un plan para la gestión del patrimonio cultural durante la construcción o la operación de un proyecto.

19.5 Empresas conjuntas (joint ventures)

Los acuerdos de joint ventures proporcionan una estructura conveniente para reunir capital y talento para las empresas mineras y petroleras. Para obtener más detalles sobre joint ventures, consulte el Capítulo 3 de esta publicación, "Estructuras Comerciales".

19.6 Inversión extranjera

La Ley de Adquisiciones y Tomas de Control Extranjeras de 1975 (FATA, por sus siglas en inglés, Foreign Acquisitions and Takeovers) regula las adquisiciones realizadas por personas extranjeras de activos o acciones australianas en empresas australianas. Esto se establece con más detalle en el Capítulo 10 de esta publicación, “Regulación de la Inversión Extranjera”.

19.7 Asistencia del gobierno e impuestos

Impuestos

En Australia, los impuestos son recaudados por el Gobierno de Australia, los gobiernos estatales y territoriales y los organismos de los gobiernos locales (consulte el Capítulo 11 de esta publicación "Tributación, Impuesto de Timbre y Estampillas y Derechos de Aduana"). Se requiere asesoramiento expertos para planificar una inversión en recursos naturales australianos y garantizar el cumplimiento continuo de las obligaciones tributarias. Para dar un solo ejemplo, la Oficina de Impuestos de Australia (Australian Tax Office) está atenta a los precios de transferencia, incluso cuando un mineral o petróleo se vende a otras partes de un grupo corporativo en jurisdicciones extranjeras.

El Impuesto sobre la Renta de Recursos Petroleros (PRRT, por sus siglas en inglés, Petroleum Resource Rent Tax) es un impuesto federal basado en los beneficios que se aplica a los proyectos de petróleo y gas en tierra firme y altamar (como un régimen separado además del impuesto federal sobre la renta). En noviembre de 2018, el Gobierno australiano anunció un número de cambios propuestos al PRRT para que apliquen desde el 1 de julio de 2019, incluyendo que proyectos en tierra no estuvieran sujetos al PRRT. Una reforma al proyecto de ley se introdujo en Febrero en este sentido, sin embargo dicha reforma no ha sido aprobada aún a la fecha de esta publicación.

El impuesto de transferencia (timbre y estampillas o stamp duty) es un impuesto estatal que afecta una amplia gama de transacciones. Cada estado y territorio en Australia tiene su propia legislación de impuesto de timbre y estampillas, lo que resulta en un complejo conjunto de leyes arancelarias. Dado que el impuesto de transferencia puede tener un impacto significativo en las transacciones y compañías de recursos naturales, es importante que los inversionistas conozcan y consideren las potenciales implicancias de los impuestos de una transacción propuesta.

Los gobiernos de los estados y territorios aplican diversas regalías de recursos naturales a la producción de minerales, petróleo y gas dentro de la jurisdicción pertinente. El Gobierno australiano también aplica impuestos especiales sobre ciertas formas de petróleo.

Asistencia del gobierno

Por otra parte, la asistencia del Gobierno australiano a las industrias de recursos naturales toma sustancialmente la forma de privilegios sobre impuestos a la renta (income taxation concessions).

Existen deducciones tributarias especiales para gastos de capital en exploración y producción de petróleo y gas natural. Estos incluyen el monto gastado en ofertas en efectivo (cash bids) exitosas y los costos de las prospecciones exploratorias, los planes de perforación y de pozo, la planta de licuefacción de gas natural, las vías de acceso y el alojamiento y asistencia social.

Una empresa que está explotando o prospectando minerales también puede tener deducciones por gastos de capital en exploración y prospección, preparación del sitio, edificios, caminos de acceso, ciertas plantas de tratamiento, otras mejoras y plantas necesarias para esas operaciones, alojamiento y asistencia social y rehabilitación del sitio.

Las ofertas en efectivo relacionadas con títulos de minería en general y exploración también son deducibles. Varias deducciones tributarias también están disponibles para el uso de las instalaciones de transporte.

Los tiempos para las deducciones dependen de la naturaleza del gasto. Por ejemplo, los gastos relacionados con la exploración a veces pueden deducirse inmediatamente en su totalidad, mientras que otros gastos de capital generalmente son deducibles (amortizados) durante la vida del activo individual, proyecto o derecho minero / petrolífero (titulo) al que se refieren dichos gastos.

19.8 Organismos gubernamentales e industriales

Organismos gubernamentales

El otro papel significativo desempeñado por el Gobierno australiano en la industria de recursos es a través de la Organización de Investigación Científica e Industrial del Estado (CSIRO, por sus siglas en inglés, Commonwealth Scientific and Industrial Research Organization), cuyo objetivo es aumentar la competitividad internacional, los ingresos de exportación y el valor de los servicios prestados por los minerales, la energía y la industria de la construcción.

La CSIRO es una institución de apoyo que desempeña un papel de coordinación y asesoramiento dentro de la industria, en lugar de desempeñar una función reguladora.

Además, los gobiernos estatales ofrecen diversas formas de asistencia a la industria, incluidos servicios técnicos gratuitos, exámenes de campo de prospectos mineros, asesoramiento sobre exploración y desarrollo, selección de sitios para suministros de agua y una variedad de otros servicios.

El Gobierno australiano lanzó el Comunicado Australiano de Recursos Naturales en febrero de 2019 estableciendo la pólitica gubernamental y la agenda a largo plazo para el sector de recursos en Australia. El comunicado contiene un plan de acción para alcanzar las siguientes cinco prioridades:

  • Proveer el destino más atractivo a nivel global y competitivo a nivel de inversiones para el sector de projectos en recursos;
  • Desarrollar nuevas industrias y regiones de recursos;
  • Invertir en nuevas tecnologías y enfoques, especialmente para proveer mejores resultados ambientales;
  • Crear trabajos bien pagos y seguros; y
  • Apoyar comunidades para asegurar que reciban los beneficios del desarrollo de los recursos australianos.

Queensland es el único estado australiano que tiene un Coordinador General con su propia legislación y el poder de acelerar los proyectos considerados de “importancia estatal”. Estos proyectos comúnmente incluyen desarrollos y expansiones de minas de carbón. La oficina del Coordinador General también administra un Grupo de Trabajo de Infraestructura del Carbón (Coal Infrastructure Taskforce) para garantizar que la infraestructura de carbón de Queensland pueda respaldar la producción.

Organismos industriales

El objetivo de los organismos de la industria es promover los intereses de la minería y el petróleo y actuar como defensores de esos intereses. La mayoría de los estados tienen un Consejo de Minerales (Minerals Council) o una Cámara de Minerales y Energía (Chamber of Minerals and Energy), y en el nivel federal existe el Consejo de Minerales de Australia (Minerals Council of Australia). La Asociación de Empresas de Minería y Exploración (Association of Mining and Exploration Companies) también desempeña un papel en este sentido.

En la industria del petróleo, la Asociación Australiana de Producción y Exploración del Petróleo Limitada (APPEA, por sus siglas en inglés, Australian Petroleum Production and Exploration Association Limited) promueve los intereses aguas arriba (upstream), y el Instituto Australiano del Petróleo (Australian Institute of Petroleum) promueve los intereses aguas abajo (downstream). Ambos son organismos nacionales con sucursales estatales.

Este capítulo está actualizado al 1 de marzo de 2019.

Last updated: 01/03/2019

Key contacts

Rob Merrick
Partner
+61 8 9211 7683
Perth
Jay Leary
Partner
+61 8 9211 7877
Perth
Ian Williams
Partner
+61 7 3258 6790
Brisbane