Chapter 3

Estructuras comerciales

Los extranjeros pueden llevar a cabo negocios en Australia como persona natural, asociación, sociedad, empresa conjunta (joint venture), fondo (trust) o como filial australiana de una compañía extranjera. La estructura más apropiada dependerá en gran medida de la naturaleza de su negocio y sus objetivos. Cada una de las distintas estructuras comerciales se describe a continuación.

3.1 Persona Natural

Es la forma de estructura comercial más simple y es la más común para iniciativas empresariales pequeñas. Si el negocio no está siendo llevado a cabo bajo el nombre de una persona natural (esto es, su nombre y apellido, o sus iniciales y apellido), entonces la persona natural debe registrar el nombre respectivo del negocio con la autoridad estatal o territorial competente (para acceder a una lista ingrese al sitio web del Gobierno australiano www.business.gov.au). Una persona natural no se encuentra sujeta a la misma regulación que una empresa. Sin embargo, una persona natural se encuentra expuesta a responsabilidad personal ilimitada y puede no ser elegible para beneficios tributarios o financieros. 

3.2 Asociación (partnership)

Un negocio puede ser llevado a cabo como una asociación. Una asociación es un acuerdo entre dos o más personas o empresas para llevar a cabo un negocio en común con miras a obtener ganancias. A menos que se trate de una asociación de profesionales, ésta no debe exceder de 20 socios. Una asociación puede ser creada por un acuerdo entre los socios y se regirá por derecho contractual, legislación estatal o territorial y derecho común.

Una asociación no es una entidad legal separada y distinta de sus socios. Cada socio es colectivamente y separadamente responsable por las deudas y obligaciones de la asociación. Si un socio es obligado a pagar una deuda de toda la asociación, ese socio puede recuperar de los otros socios sus respectivas participaciones en dicha deuda. Los socios también comparten las ganancias de la asociación. 

En algunos estados, pueden crearse asociaciones de responsabilidad limitada. Estas usualmente se componen de un (o más) socio(s) general(es) el cual tiene responsabilidad ilimitada y un (o más) socios(s) cuya responsabilidad se encuentra limitada al capital que ellos aceptaron aportar a la asociación, siempre y cuando el socio con responsabilidad limitada no participe en la administración del negocio. En Australia, las asociaciones empresariales de responsabilidad limitada tributan como empresas. 

3.3 Empresas

Una empresa puede ser utilizada para llevar a cabo negocios en Australia. El registro, administración y control de empresas se rige por la Ley de Sociedades de 2001 (Corporations Act 2001 (Cth)), la cual es administrada por la Comisión Australiana de Valores e Inversiones (ASIC, por sus siglas en inglés, Australian Securities and Investments Commission). Para mayor información sobre la ASIC, consulte al Capítulo 2 de esta publicación “Reguladores Corporativos”.

Tipos de sociedades

La Ley de Sociedades reconoce los siguientes tipos de sociedades:

  • Sociedad limitada por acciones – la responsabilidad personal de cada accionista se encuentra limitada al monto impago (si existe) de las acciones de las cuales es titular el accionista. Esta es por lejos la estructura comercial más común en Australia. Estas sociedades se reconocen por incluir “Pty Limited” o “Pty Ltd” en sus nombres o razón social.
  • Sociedad limitada por garantía – esta sociedad no emite acciones, pero sus miembros son responsables por las obligaciones de la sociedad hasta un monto designado en el evento que la sociedad sea liquidada sin tener los fondos suficientes para pagar íntegramente sus obligaciones. Como el monto de la garantía no puede ser modificado, este tipo de sociedad es usualmente considerado no apto para transacciones comerciales, en las cuales es probable que el capital de la sociedad sea aumentado a lo largo del tiempo. Esta estructura usualmente es utilizada por asociaciones benéficas. Estas sociedades se reconocen por incluir “Limited” o “Ltd” en su razón social. 
  • Sociedad de responsabilidad ilimitada – esta sociedad si emite acciones y los accionistas tienen responsabilidad solidaria ilimitada respecto a las obligaciones de la sociedad. Esta estructura de sociedad es utilizada principalmente por asociaciones de profesionales en las cuales a sus miembros se les exige obligarse sin limitación de responsabilidad. No es un requisito que la expresión “ilimitada” se incluya en la razón social.
  • Sociedad sin responsabilidad – esta estructura se encuentra disponible solo en la industria minera (siendo esta, la exploración, obtención, venta o enajenación de minerales, metálicos o no metálicos, o una necesaria o contingente actividad empresarial, ya sea en Australia o globalmente, pero excluyendo ciertas operaciones de extracción). Los accionistas no se encuentran obligados contractualmente a pagar requerimientos en relación a montos impagos de sus acciones o contribuir a deudas y obligaciones de la sociedad; ni tampoco pueden ser requeridos legalmente por esos de pagos. Si bien cualquier monto de acciones impagas no es una deuda ejecutable, cuando un requerimiento no es pagado luego de 14 días de que haya devengado las acciones son automáticamente confiscadas. Las palabras “sin responsabilidad” o “NL” deben ser incluidas en la razón social. 

Empresas propietarias o públicas

Las empresas pueden registrarse en Australia ya sea como una empresa propietaria (privada) o una empresa pública. Una empresa propietaria es generalmente más simple y menos costosa de administrar que una empresa pública porque está sujeta a menos requerimientos administrativos impuestos por la Ley de Sociedades. Solo sociedades limitadas por acciones o sociedades de responsabilidad ilimitada pueden ser empresas propietarias.

Una empresa propietaria no puede tener más de 50 accionistas que no sean trabajadores de la empresa y debe tener en todo momento a lo menos un miembro. Debe tener por lo menos un director que sea residente australiano y puede además tener, pero no es obligatorio, un secretario de la compañía que sea residente australiano. Una empresa  propietaria no debe invitar al público a suscribir acciones u obligaciones (debentures), o a depositar dinero en la empresa. Debe incluir la expresión “Proprietary Limited” o “Pty Ltd” en su razón social si se trata de una sociedad de responsabilidad limitada (o “Proprietary” o “Pty” solo si se trata de una sociedad de responsabilidad ilimitada). Una empresa  propietaria generalmente solo será obligada a nombrar a un auditor si se trata de una empresa propietaria de gran tamaño.  

Una empresa pública debe tener al menos tres directores (dos de los cuales deben ser residentes australianos) y por lo menos un secretario de la compañía que sea residente australiano. Una empresa pública debe incluir las expresiones “Limited” o “Ltd” en su razón social (a menos que se trate de una sociedad de responsabilidad ilimitada o una sociedad limitada por garantía, siempre y cuando cumpla con ciertas exigencias – por ejemplo, si la empresa persigue exclusivamente fines benéficos y no distribuye dividendos entre sus miembros o no remunera a sus directores). Una empresa pública puede recaudar fondos del público y puede cotizar en la Bolsa de Valores de Australia (ASX, por sus siglas en inglés, Australian Securities Exchange), o puede no cotizar en bolsa. Una empresa pública debe tener un auditor.

Constituyendo una sociedad

 

Paso 1

  • Operación de la sociedad: antes de registrar una sociedad, sus dueños deben decidir cómo se administrará internamente la sociedad. La administración interna de una sociedad se rige por las "reglas reemplazables" (replaceable rules) restablecidas en la Ley de Sociedades a menos que la sociedad adopte una constitución que reemplace o modifique esas reglas.

Paso 2

  • Registro de la sociedad: una sociedad se constituye al registrarla con la ASIC en conformidad con la Ley de Sociedades. Una persona puede registrar una sociedad directamente con la ASIC o adquirir una “compañía estante” (es decir, una compañía existente ya registrada que se puede comprar “del estante”) de un proveedor de servicios comerciales.
  • Registro de nombres: aquí hay dos nombres relevantes: la razón social de la empresa y el nombre o marca comercial. El inversionista debiese reservar y registrar la razón social al registrar la sociedad con la ASIC. Esta razón social identificará a la sociedad como una entidad legal y debe incluir todas las terminologías legales relevantes (como “Propietaria” o “Limitada”). Una vez que la empresa ha sido registrada, un inversionista que desea emprender actividades comerciales con un nombre diferente puede registrar un nombre o marca comercial por separado con la ASIC.

Paso 3

  • Número de la sociedad: al registrarse, la ASIC emite para la nueva sociedad un único Número de Empresa Australiana (ACN, por sus siglas en inglés, Australian Company Number) que la sociedad debe indicar con su razón social (o el nombre que la empresa decida usar como su nombre).
  • Número de negocio: las sociedades pueden ser obligadas a solicitar el registro bajo un Número de Negocio Australiano (ABN, por sus siglas en inglés, Australian Business Number) en la Oficina de Impuestos de Australia. El ABN es un identificador comercial para distintas transacciones comerciales con el Gobierno australiano, que incluye la exención del Impuesto sobre Bienes y Servicios (GST, por sus siglas en inglés, Goods and Services Tax) sobre suministros imponibles y el crédito fiscal por el GST soportado por el contribuyente en el curso de los negocios de la compañía. Si los últimos nueve dígitos del ABN son los mismos que los del ACN de la compañía o Número de Negocio Registrado Australiano (ARBN, por sus siglas en inglés, Australian Registered Body Number), la compañía puede usar en su lugar su ABN.

Paso 4

  • Domicilio Social: una vez constituida, una sociedad debe mantener un domicilio social en Australia. En el caso de una empresa pública, la oficina del domicilio social debe permanecer abierta al público durante al menos tres horas cada día hábil y debe exhibir la razón social junto con las palabras “Domicilio Social” (registered office). Un aspecto importante del domicilio social es que es el lugar donde los documentos oficiales se notifican a la sociedad.

Paso 5

  • Exhibición de la razón social y número: la razón social, ACN, ARBN o ABN (según corresponda) debe figurar en el sello de sociedad (si la sociedad tiene uno), documentos públicos, instrumentos negociables y en los lugares donde la sociedad lleva a cabo negocios que están abiertos al público.

Registrando una empresa extranjera

Si una empresa constituida fuera de Australia comienza a realizar actividades comerciales en Australia o se dedica a otro tipo de actividades en Australia, ésta debe registrarse como empresa extranjera. Una empresa extranjera registrada debe tener un domicilio social en Australia y un agente local. El registro requiere prueba de constitución de la compañía en el país extranjero, detalles de los directores de la compañía (incluyendo domicilio), una copia certificada de la constitución de la compañía, detalles y documentos relacionados con cargos sobre la propiedad de la compañía y la dirección del domicilio social de la compañía en su lugar de constitución. Todas las empresas extranjeras deben tener un agente local que sea responsable de cualquier obligación que la empresa deba cumplir. Herbert Smith Freehills puede ayudar a empresas extranjeras a localizar proveedores de servicios externos que puedan proporcionar un domicilio social en Australia y/o actuar como el agente local de una sucursal de una empresa extranjera.

Una vez que la compañía y la razón social de la compañía están registradas, se puede registrar un nombre o marca comercial por separado en la ASIC. Un número conocido como Número de Negocio Registrado Australiano (ARBN, por sus siglas en inglés, Australian Registered Body Number), será emitido. El nombre y el número de la compañía deben exhibirse en todo momento.

Una empresa extranjera registrada debe presentar una copia de su balance general, estado de flujo de efectivo y cuenta de pérdidas y ganancias de su último ejercicio contable, al menos una vez cada año calendario y en intervalos de no más de 15 meses. Si la empresa no está obligada por la ley del lugar de su constitución a preparar estos estados financieros, estos deben ser preparados y presentados en la forma y contener los datos necesarios exigidos a una empresa pública de conformidad con la Ley de Sociedades. La ASIC puede exigir que estas declaraciones sean auditadas.

La exención de la obligación de entregar información financiera anual puede estar disponible a la empresa, si la empresa extranjera registrada no es "grande" o parte de un grupo "grande" (concepto definido por ingresos, activos y número de trabajadores), o la empresa no es "grande" y se encuentra incluida en los estados financieros consolidados de una sociedad controladora que encuentran presentados ante la ASIC. Si aplica la exención, la empresa extranjera registrada debe presentar en su reemplazo una declaración anual con información que incluya capital social, capital desembolsado, detalles de los directores y agentes locales y una declaración de exención del requisito de información financiera.

Requisitos continuos

Las empresas deben mantener una serie de registros, incluyendo registros de accionistas, titulares de opciones y directores, en la propiedad de la empresa sociedad (propiedad de la empresa significa ya sea la el domicilio social de la empresa, la sede principal de negocios de la empresa o un lugar en Australia donde se realiza la labor de mantener el registro). Las empresas cotizadas en bolsa también deben cumplir con los requisitos de divulgación continua de la ASX.

Todas las empresas deben mantener registros financieros de sus actividades. Cada año financiero, las empresas públicas, las grandes empresas propietarias y algunas pequeñas empresas propietarias deben preparar también:

  • un informe financiero;
  • un informe de los directores; y
  • un informe de auditoría.

Estos informes se conocen colectivamente como un “informe anual”. Los informes anuales deben enviarse a todos los accionistas de la compañía. Los contenidos obligatorios de un informe anual se establecen en la Ley de Sociedades. Los requisitos para las compañías cotizadas son más estrictos que para los otros tipos de compañías. Algunas compañías también están obligadas a preparar informes semestrales. Los contenidos de un informe semestral son sustancialmente similares a los de un informe anual, salvo que se refieren a la mitad del año financiero. Requisitos adicionales sobre la obligación de entregar información establecidos en el Reglamento de Cotización de la ASX para entidades que llevan a cabo actividades mineras y de exploración pueden también ser aplicables y pueden requerir la preparación de informes trimestrales.

Los requisitos contables para una empresa propietaria dependen de si es clasificada como “pequeña” o “grande” en un año determinado. Una empresa es “pequeña” solo si satisface al menos dos de las siguientes pruebas (tests); de lo contrario, es registrada como grande:

  • los ingresos consolidados para el año financiero de la empresa y las entidades que controla es menor a $25 millones de dólares australianos para el año;
  • el valor de los activos brutos consolidados de la empresa y las entidades que controla es menor a $ 12,5 millones de dólares australianos al final del año financiero, y
  • La empresa y las entidades que controla tienen menos de 50 empleados al final del año financiero.

Las pequeñas empresas propietarias están obligadas a mantener registros financieros que expliquen sus transacciones y posición financiera y que permitan preparar y auditar estados financieros verdaderos y justos. Sin embargo, salvo ciertas instrucciones de los accionistas o la ASIC, no tienen que preparar informes financieros anuales o informes de directores.

Las grandes empresas propietarias y públicas deben preparar informes financieros anuales y un informe de directores, deben auditar el informe financiero y enviar ambos informes a todos los accionistas. El informe financiero de una compañía debe cumplir con los estándares de contabilidad establecidos por el Consejo de Normas Contables de Australia (AASB, por sus siglas en inglés, Australian Accounting Standards Board), presentarse ante la ASIC y dar un panorama verdadero y justo de:

  • la posición y el rendimiento de la empresa; y
  • si se requieren estados financieros consolidados, la posición financiera y el desempeño de la entidad consolidada.

Las filiales de empresas extranjeras que son pequeñas están obligadas a auditar sus cuentas a menos que cumplan con los criterios de exención detallados, incluyendo ciertos requisitos de activos netos y ganancias después de impuestos.

La auditoría y el nombramiento de auditores están estrictamente regulados por la Ley de Sociedades. Los auditores están sujetos a importantes deberes de independencia, diligencia y experiencia.

La ASIC debe ser notificada de los cambios a la compañía dentro de los plazos establecidos, incluidos los cambios a los accionistas de la compañía, el capital emitido, compañía controladora final, ubicación de un registro, directores, secretario de la compañía, domicilio social, sede principal de negocios y cualquier gravamen registrable o hipoteca celebrada por la compañía. Una empresa propietaria no tiene que dar aviso de un cambio en su constitución a menos que cambie el estado de la compañía de propietaria a pública. Una empresa pública siempre debe notificar a la ASIC de los cambios a su constitución.

3.4 Empresa conjunta (Joint Venture)

Un negocio puede ser llevado a cabo por personas o compañías a través de una empresa conjunta (joint venture). Un Joint Venture normalmente involucra a dos o más partes que se unen para llevar a cabo un proyecto específico. Existen principalmente dos formas que un Joint Venture puede tomar: joint venture constituido o joint venture no constituido.

Cada forma conlleva distintas consideraciones, particularmente en términos de la flexibilidad del acuerdo, los requisitos tributarios y la responsabilidad de las partes.

Joint Venture Constituido

Un joint venture constituido surge cuando las partes utilizan una entidad legal separada para llevar a cabo la actividad del joint venture. En general, se constituye una compañía de propósito específico (special purpose company), en la cual cada parte es accionista. Debido a esto, los términos y condiciones de un joint venture constituido se establecen en un Pacto de Accionistas. Las partes también deben cumplir con las reglas establecidas en la Ley de Sociedades.

Los directores de un joint venture constituido tienen los mismos deberes que los directores de cualquier otra entidad corporativa. Estos deberes incluyen el deber de actuar de buena fe en el mejor interés del joint venture.

Para efectos tributarios, un joint venture no puede compensar las ganancias y pérdidas con los ingresos y pérdidas externos al joint venture constituido. En su lugar, las pérdidas tributarias son retenidas en la empresa por los próximos años hasta que la empresa obtenga ingresos imponibles. Para mayor información sobre impuestos, consulte el Capítulo 11 de esta publicación "Tributación, Impuesto de Timbre y Estampillas y Derechos de Aduana".

Joint Venture no constituido

Bajo la estructura de un joint venture no constituido (UJV, por sus siglas en inglés, unincorporated joint venture), las partes acuerdan un contrato generalmente denominado “Acuerdo de Joint Venture” que establece los derechos y obligaciones de cada parte. En un UJV cada parte posee un interés porcentual en cada activo del joint venture, es responsable de su parte de los gastos y recibe su parte del producto generado por el joint venture. Las partes usualmente nombrarán a un gerente para operar el UJV y un agente de marketing y ventas para vender el producto en nombre de cada parte del joint venture.

Dado que solo existe una relación contractual entre las partes, cada parte es tratada de manera independiente para efectos tributarios. Por lo tanto, las partes pueden adoptar la estructura impositiva que prefieran. Cada parte también puede financiar su parte del UJV por separado, aunque usualmente para el financiamiento de proyectos todas las partes del UJV actúan en conjunto.

La responsabilidad de los miembros de un UJV es individual (por separado) entre las partes, pero a menudo con terceros es solidaria.

Los UJV generalmente son la estructura legal preferida para proyectos de recursos naturales en Australia.

3.5 Fondo (trust)

Una estructura de fondo se puede utilizar para realizar negocios en Australia. El administrador del fondo (trustee) posee y administra los bienes y los negocios del fondo en beneficio de los beneficiarios (que pueden ser personas, fondos o empresas). Los beneficiarios generalmente no tienen un interés específico en ningún activo particular de la empresa y no tienen derecho a controlar directamente el uso o enajenación de un activo en particular; esto es administrado por el administrador del fondo. Sin embargo, los beneficiarios tienen derecho a compartir las ganancias de los activos del fondo en su totalidad en partes iguales (en un fondo de proporción fija o fondo de unidad (unit trust)) o tal proporción según lo determine el administrador del fondo (en un fondo de proporción discrecional o fondo discrecional (discretionary trust)).

En general, el fondo en sí no tendrá que pagar impuestos sobre los ingresos obtenidos por el fondo que se distribuyan a los beneficiarios. Los beneficiarios serán evaluados en su parte de los ingresos del fondo si tienen un “derecho actual” (presently entitled) a una parte de los ingresos (es decir, podrían ser evaluados incluso si no han recibido realmente ingresos). Si los beneficiarios no tienen actualmente derecho a los ingresos, el fondo será responsable del impuesto sobre los ingresos. Un fondo no puede distribuir una “pérdida” a los beneficiarios. Esa pérdida se retiene en el fondo y puede compensarse con los ingresos futuros del fondo.

3.6 Comparación

Este capítulo está actualizado al 1 de marzo de 2019.

Last updated: 01/03/2019

Key contacts

Ian Williams
Partner
+61 7 3258 6790
Brisbane
Rodd Levy
Partner
+61 3 9288 1518
Melbourne
Philippa Stone
Partner
+61 2 9225 5303
Sydney
Tony Damian
Partner
+61 2 9225 5784
Sydney